[1/1] fragmento número seis

El espacio social

Rara vez se lee durante el trabajo, a menos que el trabajo consista precisamente en leer.

Las amas de casa leen en las plazas mientras miran jugar a los hijos.

Los curiosos vagabundean en las librerías de lance, o van a leer las noticias expuestas en las puertas de las oficinas de los diarios.

Los consumidores leen el diario vespertino mientras toman un aperitivo en la terraza de un café.

Transportes

Se lee mucho al ir o al volver del trabajo. Podríamos clasificar las lecturas según el medio de transporte: el coche y el autocar no sirven (leer produce dolor de cabeza); el autobús es más apropiado, pero allí los lectores son más infrecuentes de lo que podríamos pensar, sin duda a causa del espectáculo de la calle.

El lugar donde se lee es en el subterráneo. Eso podría ser casi una definicion. Me asombra que el ministro de Cultura o el secretario de Estado encargado de las universidades, aún no haya exclamado: "Basta, señores, basta de reclamar dinero para las bibliotecas: ila verdadera biblioteca del pueblo es el subterraneo! " (salva de aplausos en los bancos de la mayoría).

Desde el punto de vista de la lectura, el subterráneo ofrece dos ventajas: la primera es que un trayecto en subterráneo dura un tiempo determinado casi con exactitud (alrededor de un minuto y medio por estación), ello permite regular la lectura: dos páginas, cinco págimas, un capítulo entero, segun la longitud del trayecto. La segunda ventaja es la recurrencia bicotidiana y pentasemanal, del trayecto. El libro comenzado el lunes por la mañana se terminara el viernes por la tarde...

Viajes

Se lee mucho cuando se está de viaje. Incluso se le consagra una literatura especial, llamada literatura de estación. Sobre todo, se lee en los trenes. En los aviones se suele hojear revistas. Los viajes en barco son cada vez más raros. Desde el punto de vista de la lectura, por lo demás. un barco no es sino una chaise longue (ver mas adelante).


[Pensar Clasificar, traducción de Carlos Gardini para Gedisa]